El Enigma de la Princesa

Empezamos hoy una nueva categoría de artículos: “Piensa, piensa, piensa…”, que está pensada para que te diviertas pensando…Así que pretendemos publicar periódicamente enigmas, acertijos, paradojas y otros entretenimientos para que puedas pasar un buen rato resolviéndolos.

El enigma que os proponemos es conocido. A veces se plantea con con discos, sombreros, mochilas… pero la base es la misma (y casi siempre son príncipes).

Así que vamos con él:

Un rey que quería casar bien a su hija, convocó a los tres mejores príncipes de los reinos conocidos y les propuso una prueba de ingenio. El primero que la superase se casaría con su hija. Pero quien fallase… moriría.

Los tres príncipes, obnubilados por la belleza de la princesa (y las riquezas del padre) aceptaron el reto.

Entonces el rey los colocó en fila (uno delante, otro en medio y otro detrás) y les mostró cinco monedas, tres eran de oro y dos de plata. A continuación colgó a cada uno de ellos una de las monedas en la espalda, de tal forma que el último podía ver las monedas de los dos anteriores; el príncipe situado en el medio podía ver la del primer príncipe y éste no podía ver ninguna.

El rey preguntó entonces al último príncipe, al de atrás, si sabía de qué metal era su moneda. Él susurró al oído del rey su respuesta y éste, sin ningún miramiento, le cortó la cabeza.

Luego se acercó al segundo príncipe, el que estaba en medio de la fila y le preguntó si sabía el metal de su moneda. El príncipe dudó, pero finalmente susurró su respuesta al rey, quien no dudó en cortarle también la cabeza.

Finalmente se acercó al último príncipe y le preguntó: -“¿Acaso sabrás tú el metal de la moneda que cuelga a tu espalda?”

¿Qué le contestarías?

Y ahora LA NORMA: No pongas la solución en los comentarios del blog, le chafarías a otros el placer de resolver el enigma.

Si quieres aparecer en la lista de “resolvedores” que publicaremos en unas semanas (dos o tres), envíanos un email a info@19e37.com con tu solución y tu explicación. Y, si no quieres que aparezca tu nombre, puedes utilizar un nick. Tampoco publicaremos (ni venderemos, ni utilizaremos, ni nada de nada) tu dirección de email.

¡Ánimo, a darle al coco!

Actualización: La solución a este enigma ya está publicada en http://19e37.com/blog/respuesta-al-enigma-de-la-princesa-y-lista-de-resolvedores